FELICIDADES, HERMANAS
Diecinueve de Marzo de 1861, fecha memorable grabada en el corazón de Madre Francisca y de sus hijas. Este año 2021 cumplimos 160 años. Cada diecinueve de Marzo, el corazón de nuestra FAMILIA se estremece como en un nuevo nacimiento.
Celebrar nuestro origen es invitarnos a beber el agua de aquel manantial abierto el 19 de marzo de 1861 y que ha llegado hasta nosotras a través de las hermanas que nos han precedido y que tenemos que cuidar para pasar la antorcha a quienes el Señor siga invitando a formar parte de esta familia.
Hoy a cada una el Espíritu nos invita a ser “criaturas nuevas”, novedad ante la que nos sentimos seguras porque nos hacemos eco de las palabras de nuestra MADRE: ”Depositad en las manos de Dios y sólo en Dios, vuestra íntegra y plenísima confianza”.
Nuestra Fundadora nos ha dejado en herencia un CARISMA: “FRATERNIDAD Y MINORIDAD”, NO COMO UN TESORO A CONSERVAR, SINO COMO UNA SEMILLA A CULTIVAR PARA QUE DÉ FRUTO EN CADA MOMENTO.